“Hoy, tráeme a las almas que están en la cárcel del purgatorio y sumérgelas en el abismo de Mi misericordia. Que los torrentes de Mi sangre refresquen el ardor del purgatorio. Todas estas almas son muy amadas por Mi. Ellas cumplen con el justo castigo que se debe a Mi justicia. Está en tu poder llevarles alivio. Haz uso de todas las indulgencias del tesoro de Mi Iglesia y ofrécelas en su nombre…Oh, si conocieras los tormentos que ellas sufren ofrecerías continuamente por ellas las limosnas del espíritu y saldarías las deudas que tienen con Mi justicia.” La Divina Misericordia en mi alma, cita 1226. Santa María Faustina Kowalska.

Tenemos por cierto que la vida en esta tierra pasa. La muerte es puerta a la otra vida. Inevitable será el día en que nos miremos tal cual hemos vivido.

Entonces, ¿Qué ocurrirá con el alma cuando descubra la inmensidad del amor del Señor por ella? ¿Qué pasará cuando se dé cuenta de que no había motivos para la desconfianza o para una entrega a medias? ¿Cómo podrá remediar el daño causado por sus pecados? ¿Qué hará?

Pues ya nada puede hacer más que dejarse abrazar por el Señor para que le perfeccione en su amor.  Y mientras más obra el Señor en su alma, mayor es su contrición y su deseo de llegar a la presencia de Dios. En esto consiste su inmenso sufrimiento.

Nosotros, Iglesia Peregrina, podemos y debemos aliviarles. Como fundación esta es nuestra misión, aliviar a todas las almas del purgatorio.

Itinerario

  • Seremos una red social católica relevante, proporcionando un espacio de encuentro y comunión, destinada a promover la oración y sufragios por las almas del purgatorio.
  • Promoveremos todos los tesoros que nos ofrece la Iglesia Católica para socorrer a las almas del purgatorio. Trabajaremos y oraremos continuamente para difundir el llamado de Cristo a Santa María Faustina: “Haz uso de todos los medios dispuestos para lograr la liberación de las almas…”
  • Daremos a conocer la doctrina y tradición de la Iglesia en materia de indulgencias y misericordia Divina.